Pintura de pizarra: Todo lo que puedes conseguir con ella

Hace unos días comenzábamos nuestro blog comentando dos de los principales tipos de las pinturas Fleur. Ahora bien, hay muchas más líneas y productos que te pueden ayudar a realizar diferentes proyectos y conseguir grandes resultados. Uno de nuestros favoritos es la Pintura de pizarra. ¿La conoces?, hoy te hablamos de ella.

Pintura de pizarra: ¿Qué es?

A muchos quizá os suene este tipo de pintura, y aunque no es muy común verla en los hogares, poco a poco va ganando popularidad.

Si nunca has oído hablar de ella, su propio nombre te indica qué es y para qué sirve. La pintura de pizarra se utiliza para convertir diferentes superficies, en zonas aptas para dibujar con tiza sobre ellas.

Es decir, al cubrir una pared o mueble con la pintura de pizarra, consigues crear un pequeño espacio sobre el que vas a poder escribir, dibujar y explotar toda tu creatividad.

Aunque no sea una pintura al uso y creas que tiene poca capacidad para renovar un mueble, te aseguramos que se trata de un producto Fleur de gran versatilidad y con el que se pueden conseguir una increíble variedad de trabajos.

Su aplicación: más sencilla de lo que parece.

Pintura de pizarra con dibujoUna de las principales dudas que surgen al conocer esta pintura, es si se necesitan materiales o conocimientos específicos para aplicarla, pero ¡para nada!, es muy fácil de utilizar.

Las herramientas que vas a necesitar, son las mismas que con el resto de pinturas: rodillos o brochas, según la superficie y extensión. Y no tienes que hacer nada distinto a lo que harías si aplicases cualquier otro tipo de pintura Fleur.

Pero lo mejor de todo, es que tan solo tarda 3 horas en secarse, por lo que podrás comenzar a usarla enseguida. ¡Es una pintura ideal, para los impacientes que desean ver el proyecto acabado cuanto antes y con resultados increíbles!

Gran resistencia y durabilidad.

Dos de las características estrella de la pintura de pizarra, son su gran resistencia y durabilidad, por lo que no tienes que preocuparte por el uso.

Gracias a su fórmula, puedes pintar con tiza sobre ella tantas veces como quieras y borrarlo de manera sencilla con un borrador normal. Si comienzas a notar, que la tiza ya no se retira tan fácilmente, será suficiente pasar un paño húmedo sobre la pintura de pizarra para devolverla a su estado original.

Esto, como comentábamos, te va a permitir poder aplicarla en gran cantidad de superficies por lo que los trabajos que podemos conseguir, son innumerables.

Una pintura muy versátil.

En Minomi Home, nos gusta darte ideas para que realices tus propios proyectos y para que tu imaginación comience a volar y te animes a innovar.

La pintura de pizarra es producto perfecto para añadir toques originales y muy diferentes en las estancias. Además, ya que tiene una utilidad excepcional, podemos conseguir espacios más funcionales.

En nuestra tienda online, puedes encontrar pintura de pizarra en color negro, perfecta para que encaje con cualquier tipo de decoración. El uso principal que se suele asociar a esta pintura, es dar un toque diferente a las habitaciones infantiles. Y por supuesto es una gran opción, aunque no la única.

Los niños son los que más disfrutan pintando y dibujando, y ¿qué mejor que convertir parte de la pared en un lienzo para ellos?. Lo genial de esta opción es que con suerte conseguiremos que dejen de pintar el resto de paredes, y olvidarnos así de frotar o incluso repintar para eliminar cualquier resto de rotulador o ceras de colores.

Ahora bien, como decimos, las opciones, son innumerables y gracias a que se puede aplicar en diversas superficies, seguro que puedes realizar trabajos mucho más especiales. Por ejemplo, podemos pintar también electrodomésticos o alguna zona concreta de un mueble para crear una superficie más útil.

Esta opción es ideal para las cocinas permitiendo tener un espacio donde escribir el menú del día, la lista de la compra o por qué no, mensajes para el resto de la familia. Esta opción, también es muy utilizada en oficinas, aplicando pintura de pizarra sobre alguna mesa o por ejemplo en anticuados armarios, puedes convertirlos en un elemento de trabajo más, perfecto para colaborar y comentar ideas de manera muy visual, divertida y original.

Crea tus complementos de decoración.

Por último, te ofrecemos una serie de ideas, que van más allá de los típicos proyectos sobre muebles y paredes, estamos hablando de crear elementos decorativos que te permiten dar un toque diferente a la estancia, personalizarla y además, conseguir que sea más útil.

La primera idea viene de la mano de Todo Manualidades, a través de su perfil en Pinterest, podrás ver cómo crear un organizador de escritorio super útil, que incluye una zona con pintura de pizarra para que escribas anotaciones y eventos especiales y no se te pase nada. Lo mejor de este DIY, es que puedes realizarlo en el tamaño que más se ajuste a tu espacio y escoger la cantidad de pintura de pizarra que quieres incluir.

Pizarra con mensajePero si lo que buscas es tener realmente un espacio en el que poder escribir todo lo que quieras y que se ajuste perfectamente a la estancia, la siguiente idea te encantará.

Para conseguir una pizarra única, solo debes escoger un tablero de las dimensiones que más se ajusten a tus necesidades. Ahora, utilizando la pintura de pizarra, pinta el interior, dejando un pequeño espacio de 2 cm en cada uno de los lados, para simular un marco.

La puedes apoyar sobre cualquier superficie, pero si prefieres colgarla, solo tienes que colocar un par de escarpias y ¡listo!. Ya tienes una pizarra totalmente a medida y más que personalizada.

Por último te animamos, a utilizar la pintura de pizarra en marcos de fotos. Puedes crear pequeñas pizarras que podrás colocar en cualquier sitio y que además son “portátiles”. De esta manera podrás ir dejando recordatorios o mensajes alrededor del hogar o de la oficina. Mucho mejor que ir gastando papel para este tipo de situaciones.

Para ello, solo tienes que retirar el cristal y pintar con la pintura de pizarra la zona sobre la que iría colocada la fotografía. Una vez seco, monta de nuevo el marco y voilá, unas útiles pizarras que hacen a su vez de elementos decorativos.

Nosotros te hemos querido dar algunas pequeñas ideas para que veas todo lo que vas a poder conseguir con la pintura de pizarra, pero estamos seguros que tienes muchos más proyectos en mente. Anímate a realizarlos y no te olvides de compartirlos con nosotros para que podamos mostrarlos al resto de amantes de las pinturas Fleur.

Si tienes más dudas sobre alguno de nuestros productos, no dudes en contactar con nosotros para que podamos ayudarte.

Deja un comentario