La decoración industrial: Los materiales clave que debes utilizar

En artículos anteriores ya os hemos hablado del estilo industrial, pero hoy vamos más allá. Volvemos a los básicos y te contamos los materiales clave que no pueden faltar en tu diseño para crear una decoración al más puro estilo de las fábricas de los años XX.

Materiales simples, al desnudo.

Una de las claves más básicas es que todos los materiales deben ser lo más simples posibles, totalmente al natural y sin grandes arreglos o acabados extravagantes.

Armario de estilo industrial

El mejor ejemplo se ve en los elementos decorativos en materiales como el metal. Ya sea en sillas, mesas, o elementos de decoración, los materiales metálicos son un básico y serán más originales cuanto más desgastados estén.

El metal, es uno de los materiales más presentes al pensar en una zona industrial, por lo que va a ser clave en este tipo de decoración.

Construcción a base de Ladrillo y hormigón

Más allá de accesorios y elementos decorativos, el estilo industrial lo podemos conseguir a través de la propia construcción de la estancia, es decir, se refleja en paredes y suelos.

Zonas a base de ladrillos y hormigón van a ser clave a la hora de conseguir el ambiente industrial. Si tu hogar no cuenta con ello, en tiendas de decoración existen packs para que crees tu propia pared de ladrillos e imites el estilo de las antiguas fábricas.

La madera, el toque más natural.

Por último, os hablamos de la madera. Se trata de uno de los materiales que va a suavizar este estilo de decoración.

Ahora bien, al igual que con el metal, la madera se presenta en muebles y accesorios, de forma desgastada y sin grandes acabados. Todo ello da una sensación de ser un espacio real de trabajo.

Despacho de estilo industrial

Esto no implica que los elementos tengan un aspecto viejo o desaliñado, sino que dotan de personalidad al conjunto de elementos.

Con estos materiales: madera, metal, ladrillo y hormigón, te aseguramos que puedes conseguir la decoración industrial que buscas, pero ¡cuidado!, encuentra un buen equilibrio entre ellos.

Si necesitas más información, puedes ponerte en contacto con nosotros aquí.

Deja un comentario