Accesorios metalizados: la última tendencia en decoración nórdica

La decoración nórdica es una tendencia que se caracteriza por el uso de tonos como el blanco, el gris o incluso el marrón, pero los metalizados también forman parte de este tipo de decoración de interiores.

Como ya hemos comentado en otras ocasiones, la decoración nórdica se caracteriza por la luminosidad que aporta. Por eso, los metales se han incluido en esta tendencia, ya que su propiedad para reflejar la luz y sus tonos neutros hacen que los artículos que contengan estos metales tengan tanta personalidad.

El color plata en accesorios de metal, aluminio o acero

Podemos encontrarlo en distintas variedades, como el acero cromado para aportar brillo o plata de color mate. Aunque, sin duda, este tipo de metal combinará a la perfección con toda la decoración que incluyamos ya que se trata de un metal que se asemeja mucho a la gama de los grises, y queda perfecto también con blancos y negros.

Tanto en el estilo nórdico como en el industrial podemos encontrar objetos de decoración que incluyan este tipo de metal. Incluso podemos encontrar cuadros o mobiliario, aunque, en el estilo nórdico, se reserva más para otro tipo de objetos como porta velas, lámparas o jarrones.

Oro rosa o tonos cobrizos, el nuevo must-have

Aunque puede ser un poco más complicado de combinar que el plata, esta tonalidad de metal se convirtió en tendencia el año pasado y sigue siendo el color de moda por excelencia para los objetos de decoración. Incluso se ha podido ver también en otro tipo de accesorios como por ejemplo, carcasas para móvil o fundas de ordenador.

Sin duda, es un tono perfecto para armonizarlo con blancos y negros, y texturas como maderas, ya que aporta un color elegante a la estancia.

Podemos encontrar desde espejos hasta marcos o relojes de fotos con este tipo de metalizado.

 

Dorado, el metalizado más brillante

Es importante tener especial cuidado a la hora de combinar este metal con la decoración, porque puede condicionarla demasiado. Para ello, utilizado siempre en pequeñas proporciones, satinado y en objetos muy concretos. Por ejemplo, en jarrones o percheros.

 

Ponte en contacto con nosotros si tienes cualquier duda, te esperamos.

Deja un comentario